Autoregulación y TIC

Autoregulación y TIC

Martes 13 de Octubre, 2015

david interior articuloLos diagnósticos realizados sobre la competencia de autorregulación universitaria desde el año 2010 dentro de la Universidad de Valparaíso, muestran un perfil de estudiante con altos niveles de motivación y claridad en su decisión de ingresar a la institución, además de contar con capacidades para trabajar colaborativamente y dedicarse a sus actividades académicas. Sin embargo, demuestran también tener un bajo repertorio en herramientas cognitivas que le permitan resolver adecuadamente problemas académicos y a su vez dificultades para generar procesos de evaluación yreflexión de su propio rendimiento y desempeño.

Un estudiante con un buen nivel de desarrollo en su competencia de autorregulación universitaria, demostrará una alta motivación hacia el estudio y a sus actividades de aprendizaje, utilizará diversas estrategias para resolver problemas y afrontaradecuadamente las exigencias de las asignaturas de primer semestre, y se desempeñará proactivamente dentro de grupos de trabajo manteniendo relaciones interpersonales que le permitan una mayor adaptación e inclusión al ambiente universitario.

La definición de esta competencia refiere al manejo de procesos internos (tanto emocionales, cognitivos y metacognitivos) y situacionales (actitudinales), que posibiliten al estudiante guiar, controlar y observar de manera crítica y activa su propia actuación, dirigiéndola de manera sistemática hacia la consecución de metas u objetivos previamente formulados. Esta definición del constructo se asocia a un modelo teórico y a un instrumento que permite evaluar los niveles de la competencia, el que es aplicado todos los años a los estudiantes que ingresan a la institución. Si bien los resultados varían según facultad y área del conocimiento, es transversal una disminución en capacidades cognitivas y metacognitivas claves para el logro de buenos resultados académicos en el primer año universitario.

tabletDentro de las estrategias propuestas para el desarrollo de las distintas dimensiones de la competencia, las más profundizadas tienen que ver con la adquisición de habilidades de organización y planificación académica, enfocadas directamente hacia los requerimientos de la asignatura más compleja del semestre. Esto permite que los estudiantes trabajen dentro del taller de autorregulación habilidades que son necesarias en asignaturas disciplinares de alta exigencia. Por otra parte, se fomentael uso de diversos métodos de estudios y/o mecanismos de resolución de problemas, el desarrollo del pensamiento lógico matemático y procesos reflexivos sobre el propio desempeño académico.

Una de las mejores estrategias para desarrollar habilidades autorregulatorias en los estudiantes es que la enseñanza se encuentre centrada en el aprendizaje, y que se promueva por tanto la resolución permanente de problemas en grupos de trabajo colaborativos. La autonomía creciente en el quehacer de los estudiantes en torno a sus aprendizajes, permite aumentar sus habilidades de autorregulación ante escenarios cada vez más complejos, donde el uso de las tecnologías pasan a ser recursos importantes para optimizar y mejorar todo tipo de respuesta ante un requerimiento académico.

El estudiante de hoy utiliza los medios y recursos tecnológicos en su funcionamiento diario, poniéndose en contacto con sus grupos de referencia a través del uso del chat o plataformas de redes sociales. Sin embargo, no todos saben o aprovechan estos recursos como un medio para mejorar el desempeño académico, como por ejemplo la búsqueda de información, la interacción virtual compartiendo significados de su formación o como uso para generar seguimientos sobre sus aprendizajes. Dependerá del docente y de cómo plantee el buen uso de estos recursos, la posibilidad de que los grupos de estudiantes los utilicen como estrategias que promuevan un mayor desarrollo de su competencia de autorregulación.

La habilidad de resolver problemas cada vez más complejos, desde el saber adaptarse a nuevos ambientes, hasta utilizar las mejores herramientas para lograr un buen resultado, requiere de un estudiante autónomo y autorregulado. El uso de las TIC es por tanto una excelente decisión para promover un aprendizaje centrado en el estudiante, donde sea este el que utilice y conozca los aportes que entregan las tecnologías, que aprenda a realizar seguimientos de sus procesos formativos y que tome buenas decisiones en torno a su desempeño académico.

Estrategias para el desarrollo de habilidades autorregulatorias con el uso de las TIC

tabla autoregulacion articulo


Artículo publicado en   3er boletín institucional UVA 1407  , octubre 2015
Texto: David Jara S.
Fotos: Maicols González