Inglés y la tecnología, una alianza estratégica para el aprendizaje

Inglés y la tecnología, una alianza estratégica para el aprendizaje

Lunes 11 de Enero, 2016

Erika Díaz Suazo
Coordinadora Programa de Inglés
Universidad de Valparaíso

erika diaz trEncontrándonos en la era del conocimiento y la globalización, reconocer al idioma inglés como una herramienta de acceso a todo tipo de información es una verdad social que no podemos dejar pasar. Ante este escenario, los sistemas educacionales desde finales del siglo XX han ido incorporando a sus aulas el aprendizaje del idioma inglés y desde comienzos del siglo XXI estos procesos de enseñanza se han visto reforzados por la incorporación de metodologías activas respaldadas por tecnología. Al respecto Piedrahita Palta (2009) señala que las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) están produciendo cambios acelerados en la sociedad, provocando retos de transformación a la educación. Entonces, combinar la enseñanza del inglés, herramienta que facilita el acceso de los educandos a su inserción en este mundo globalizado, con las TIC puede provocar una mejora en la calidad del proceso enseñanza-aprendizaje en las salas de clases de cualquier tipo de institución educacional.

Reconociendo que el manejo del inglés hoy en día es una necesidad social, el Ministerio de Educación Chileno (2012) en sus bases curriculares estipula que el inglés es una herramienta de comunicación global y una vía de acceso a mayores conocimientos, puesto que permite ampliar la cantidad de información a la que los usuarios pueden acceder; sobre todo si se complementa positivamente con el uso de sistemas tecnológicos. Consecuentemente, Haddad & Draxler (2002) argumentan que la aplicación tecnológica en ambientes educativos amplia las oportunidades de aprendizaje a los estudiantes, permitiéndoles aprender a su propio ritmo en entornos reales. Si esta idea la enlazamos con el aprendizaje del idioma inglés, se está posibilitando el proceso enseñanza-aprendizaje en escenarios culturalmente pertinentes para la práctica significativa de los alumnos y alumnas.

Y si bien, aún nos queda mucho camino por recorrer, puesto que amalgamar la enseñanza del inglés y el empleo de las TIC se hace aún complejo por una serie de desafíos que se deben soslayar; tales como: acceso equitativo a la conectividad, desarrollo de competencias por parte de los docentes involucrados, estado de los equipos o aparatos tecnológicos, etc. Instituciones como la Universidad de Valparaíso, asumen estos desafíos a través de sus Convenios de Desempeño, asumiendo el objetivo de potenciar la enseñanza del inglés apoyada en el uso de la tecnología como estrategia metodológica.