Impresiones de Begoña Gros y Gleyvis Coro antes de visitar la UV

Impresiones de Begoña Gros y Gleyvis Coro antes de visitar la UV

Miércoles 13 de Enero, 2016

En el marco del Convenio de Desempeño UVA 1407, Fortaleciendo la acción docente a través de las TIC, durante el 20 y 21 de enero se realizará la 1ra. Jornada CreaTic, encuentro que tiene por objetivo instalar un espacio de encuentro y promoción del uso educativo de las TIC. Además, el día previo, martes 19, se realizará una Jornada de Capacitación TIC en el Campus San Felipe.

Las actividades centrales de la Jornada CreaTic y de la Jornada de Capacitación TIC estarán a cargo de las académicas y expertas internacionales Begoña Gros Salvat y Gleyvis Coro Montanet.

Begoña Gros Salvat es Doctora en Pedagogía de la Universidad de Barcelona, académica de la Facultad de Educación de la Universidad de Barcelona y Vicerrectora de Innovación en la Universitat Oberta de Catalunya. Gros es especialista en la utilización de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en el ámbito educativo.

Gleyvis Coro Montanet es Doctora en Educación de la Universidad Autónoma de Madrid. Actualmente es profesora colaboradora de la Clínica Docente de Universidad Alfonso X El Sabio, España. Su proyecto de investigación doctoral vincula el uso de los medios audiovisuales y las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en el proceso educativo de las Ciencias Médicas.

A pocos días de visitar nuestra Universidad conversamos con ambas académicas para conocer cómo se aproximaron al uso educativo de las TIC, sus expectativas con los talleres que impartirán y les pedimos nos entregaran algunas recomendaciones para quienes participarán de sus talleres.

"No se trata de preguntarme qué puedo hacer con la tecnología, sino qué quiero mejorar"

Begoña Gros

begona gros 120

¿Cómo llegó a interesarse en el uso educativo de las TIC? ¿Cómo inició esta aproximación al tema?

Hace ya bastantes años que me dedico al estudio del uso educativo de las TIC. De hecho, mi tesis doctoral fue sobre el uso del lenguaje LOGO en la enseñanza primaria a finales de los años 80. Desde entonces he continuado trabajando en este tema desde diversas aproximaciones, pero siempre interesada en cómo la tecnología puede apoyar los procesos de enseñanza y aprendizaje. Lógicamente las tecnologías van variando muchísimo y es un ámbito del trabajo en el que siempre se abren nuevas preguntas, aunque también se repiten muchos errores.

¿Cuáles considera son los principales desafíos para los docentes que buscan incorporar las TIC a sus procesos de enseñanza y aprendizaje?

El principal desafío es plantearse en qué aspectos me interesa mejorar la formación y si la tecnología me puede ayudar. No se trata de preguntarme qué puedo hacer con la tecnología, sino qué quiero mejorar. La tecnología no garantiza una mejora, pero sí que es cierto que la mayoría de las metodologías innovadoras de enseñanza se apoyan en tecnologías digitales. Además, las aplicaciones se han simplificado y no requieren de una gran especialización para su uso lo que facilita su incorporación.

¿Qué recomendación les daría a los académicos que aún no se atreven a incorporar las TIC en su docencia?

Creo que para asegurar una buena incorporación de las TIC en la docencia universitaria es necesario que los académicos empiecen a experimentar poco a poco. No es necesario incorporar las tecnologías a toda la malla curricular, sino que es importante plantearse pequeños retos que permitan adquirir conocimientos y seguridad en el uso. Tampoco hay que olvidar que nuestros estudiantes nos pueden ayudar en el uso de las tecnologías a nivel práctico, aunque somos nosotros los que conocemos sus beneficios para el aprendizaje.

¿Qué expectativas tiene de su visita a la Universidad de Valparaíso?

Tengo una alta motivación por la visita a la Universidad de Valparaíso. Creo que es importante tener ocasiones para compartir inquietudes y problemas que la mayor parte de los académicos tenemos y lo veo como una oportunidad para abrir colaboraciones.

¿Qué le diría a quienes van a participar de sus talleres? ¿Alguna recomendación o sugerencia?

Estoy diseñando los talleres con la idea de proporcionar recursos e información lo más práctica y aplicada posible. Para que realmente sean eficaces, mi recomendación es que los participantes planteen desde el inicio sus inquietudes y motivaciones para poder adaptar los contenidos y la dinámica a la situación y a las necesidades de los asistentes.

"La convicción docente es el primer paso para superar todos los demás desafíos"

Gleyvis Coro

gleyvis coro 120

¿Cómo llegó a interesarse en el uso educativo de las TIC? ¿Cómo inició esta aproximación al tema?

Soy resultado de la era analógica. Mi formación, los elementos cognitivos, sentimentales y morales que me definen como persona, los incorporé de forma analógica. Mi televisión era analógica, mi teléfono estaba atado a un cable, la mayor parte de mi ejercicio docente lo realicé con elementos unidireccionales. Pero un buen día, con el cambio que supuso trasladarme de hemisferio geográfico -viajé de Cuba a España- y comenzar estudios de tercer ciclo en pedagogía, me di de bruces con el hecho de que las TIC inundaban los espacios de relación humanos. Primero supe y después compartí la idea de que la educación había perdido -o dejaba pasar de largo-, demasiadas herramientas que habrían representado un punto de giro determinante para la mejora.

Como mi credo didáctico descansa en los principios de Paulo Freire, y miro el ámbito educativo a través de ese único prisma, empecé a vislumbrar que el aprendizaje dialógico y verdaderamente emancipador que perseguía, encontraba sitio y acomodo en determinadas herramientas modernas que yo no comprendía demasiado, que tenían un incómodo puntito mercantilista, pero que generaban unos ambientes potentísimos de debate, puesta en común, discrepancias y multiculturalidad.

O sea que fue eso, y sólo eso, lo que me hizo sumergirme en las aguas poco mansas de las TIC: esta necesidad analógica de comunicarme más y mejor.

¿Cuáles considera son los principales desafíos para los docentes que buscan incorporar las TIC a sus procesos de enseñanza y aprendizaje?

La introducción de las TIC en nuestras aulas depende de factores institucionales -económicos y de gestión-, humanos y tecnológicos puros. Y su incorporación, al día de hoy, está condenada a sufrir la interposición de barreras de toda clase. No tengo recetas únicas para describir los desafíos porque los contextos son tan variables como determinantes; pero sí he notado que en aquellos entornos donde todas las condiciones “de gran peso” están creadas, donde las brechas digitales no son inmensas, muchas veces el cuerpo docente no responde por carencia de auto-convicción. Y si el cuerpo docente no responde, es porque tiene causas, razones para no responder.

A mi juicio, el primer desafío, y el más importante, es el cultivo de la necesidad docente de asumir esos nuevos códigos de expresión con la misma ilusión que se ha vivido el tránsito del reloj de arena al reloj mecánico. Aún con ese entusiasmo docente de nuestro lado, los caminos no estarán del todo abiertos, una cosa, la más sencilla, es conocer la nueva herramienta y otra cosa, mucho más compleja, es integrar esa herramienta en los currículos. Pero la convicción docente es el primer paso para superar todos los demás desafíos.

¿Qué recomendación les daría a los académicos que aún no se atreven a incorporar las TIC en su docencia?

Lamentablemente, a medida que se gana experiencia en estos asuntos, se comprende que no hay recomendaciones que dar. Yo tengo, sí, un ardid para innovar cuando se habla de tecnologías: empiezo por mi punto didáctico más fuerte, traslado al nuevo código -al fin y a la cabo se trata de un ejercicio de traducción discursiva y metodológica- aquella actividad en la que más dominio tengo y cuando se sale de mi dominio –porque nuestra memoria experta es dinámica y reducida-, me siento frente a la herramienta –una aplicación, un artefacto- y la observo, la observo durante días, incluso meses, la investigo, busco experiencias de uso en otros escenarios y cuando la conozco, más o menos bien -o al menos bien en una parte del todo-, la pienso analógicamente. Pienso qué problema de mi práctica analógica pudiera resolver. Entonces la ensayo y luego la aplico. Y a medida que la aplico, la mejoro. Lo que llevado a términos deportivos pudiera homologarse con una carrera de fondo. Más centrada en la estrategia y en la distribución óptima de los esfuerzos para alcanzar la meta.

¿Qué expectativas tiene de su visita a la Universidad de Valparaíso?

Tengo muchas expectativas, sobre todo en la línea del aprendizaje colaborativo en un ámbito, el de las Ciencias Biomédicas, que cuenta con sistemas de conocimientos muy complejos, necesitados de innovación continua y de puesta en común entre colegas.

La Universidad de Valparaíso pone el valor añadido de que su modelo organizativo apuesta por el cambio metodológico para la mejora y ese interés institucional es algo que no debe dejarse morir, porque escasea -pese a que la realidad se nos echa encima con necesidades cada vez más urgentes- y porque sería de desagradecidos no aprovecharse de ello, en el sentido bueno y hasta malo de la palabra.

Por otro lado, tengo una expectativa sentimental, pues intercambiar con vosotros, debe ser como estar en casa.

¿Qué le diría a quienes van a participar de sus Talleres? ¿Alguna recomendación o sugerencia?

Que les espero, que voy de aprendiz, que somos hermanos en aquello de sufrir la opresión de las mismas circunstancias: la escasez de tiempos, el temor a lo nuevo, el dilema de cómo buscar el cómo -porque los que producen tecnología están más orientados a venderlas que al uso educativo de lo que venden-, pero que por eso mismo, la aventura es más apasionante y más divertida. Por lo que, ante todo, les pediría que vengan a divertirse.


Denisse Lassnibatt
Periodista, CreaTIC - Centro de Desarrollo Docente UV